Condenaron a un policía de Tucumán por llevar 46 kilos de cocaína ocultos en un parlante

Condenaron a un policía de Tucumán por llevar 46 kilos de cocaína ocultos en un parlante

El efectivo fue detenido en una ruta salteña por un puesto de control de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) luego de que encontraran el cargamento oculto en el baúl del auto

Un policía tucumano fue condenado a seis años y medio de prisión por transporte de estupefacientes (Fuente: Gendarmería Nacional)

Un policía oriundo de la provincia de Tucumán fue condenado a seis años y medio de prisión por haber traficado más de 46 kilos de cocaína ocultos en un parlante que transportaba en el baúl de un auto. Además, fueron condenados otros dos hombres que fueron declarados como partícipes necesarios del delito.

El Tribunal Oral Federal (TOF) N°2 de Salta sentenció al agente policial llamado Braian Barraza, de 25 años, a cumplir una condena de seis años y medio tras haber sido culpado de ser coautor del delito de transporte de estupefacientes agravado por el número de intervinientes y por su condición de funcionario público encargado de la prevención o persecución del narcotráfico.

El oficial cumplía una prisión preventiva después de que fuera detenido el pasado 3 de septiembre en un puesto de control de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA), ubicado en el cruce entre las rutas 34 y 81, a la altura de la localidad salteña de Senda Hachada.

Durante el operativo, los gendarmes que se encontraban en función procedieron a requisar el automóvil Volkswagen Vento, en el que se trasladaba junto a un cómplice, identificado como Nelson Moyano, desde la localidad de Salvador Mazza hasta Paraguay, según lo que indicaron en el control. El acompañante del policía, por otro lado, fue sentenciado a cumplir una pena de tres años de prisión en suspenso al ser considerado como partícipe necesario del transporte de estupefacientes.

Leer mas  Caputo dijo que se fijará el nuevo salario mínimo y ratificó baja de la inflación para febrero

Según la información recopilada por Télam, los agentes de Gendarmería detectaron la presencia de un parlante de grandes dimensiones que se ubicaba en el baúl, debido a que este parecía haber sido colocado recientemente. Por este motivo, profundizaron la exploración y utilizaron un perro especializado en la detección de narcóticos que marcó el sector en el que se ubicaba el dispositivo.

De acuerdo con las pericias aplicadas a las dosis, se comprobó que eran puras en un 91 por ciento (Gendarmería Nacional)

Una vez que se expidió una autorización judicial, los gendarmes procedieron a abrir el altoparlante y encontraron así 45 paquetes que contenían un poco más de 46 kilogramos de cocaína, la cual resultó tener un 91 por ciento de pureza. Como consecuencia del hallazgo, Barraza y Moyano fueron detenidos.

Por otro lado, la investigación que estuvo a cargo del fiscal federal Marcos Romero trazó una línea directa con un tercer implicado llamado Ricardo González, quien fue detenido tres meses más tarde en la localidad bonaerense de Gregorio de Laferrere luego de que detectaran que existían conversaciones previas entre González y Moyano.

El peritaje que se realizó en los teléfonos celulares de Barraza y su cómplice develaron que el viaje a Salvador Mazza había sido planeado con anticipación por Moyano y González, a quienes se les escuchó mencionar que era necesario que “sea Moyano quien lo realice”, puesto que alegaban que había “mucha plata” y era “un buen negocio”.

Los gendarmes detuvieron a dos hombres que se dirigían a Paraguay (Gendarmería Nacional)

De esta manera, los jueces a cargo el TOF 2 de Salta determinaron condenar a González a cinco años de prisión por ser señalado como coautor del delito de transporte de estupefacientes agravado por el número de intervinientes. Según el representante del Ministerio Público Fiscal (MPF), el rol que ocupó fue el de “coordinador de este tipo de logística para llevar adelante el transporte de estupefacientes”.

Leer mas  Milei se reúne con sus legisladores en busca de acelerar el tratamiento de la «Ley Ómnibus»

Sin embargo, su participación en el hecho quedó comprobada gracias a una llamada telefónica que realizó con Barraza, en donde el policía le informó que los paquetes ya habían llegado, pero decían que tenían un problema, ya que no entraban 50 paquetes y, en el parlante, sucedía lo mismo porque estaban “divididos en dos”, de acuerdo con sus declaraciones.

Por su parte, el coordinador del traslado le indicó: “Si lo acomodan van a entrar, entre los asientos y el parlante que ahí quedaban huequitos, así como le expliqué a Nelson yo”, en referencia al plan que habían trazado para exportar la droga hacia territorio paraguayo.