«No hay ningún acto de corrupción», dijo el expresidente.

«No hay ningún acto de corrupción», dijo el expresidente.

El expresidente Alberto Fernández se despegó de la imputación por presuntas irregularidades en la contratación de seguros de la ANSES . «No hay ningún acto de corrupción», dijo, y afirmó que «es todo falso».

El fiscal federal Ramiro González lo acusa de los presuntos delitos de violación a los deberes de funcionario público, abuso de autoridad y malversación de caudales públicos, en la contratación de un «broker y empresas privadas» para intermediar en la gestión de seguros en dependencias oficiales durante su gobierno, informaron fuentes judiciales.

En declaraciones a radio La Red, Fernández aseguró que es «una operación política porque me doy cuenta de dónde viene». Expresó además: «Tengo muchas ganas de aclarar esto porque no soy corrupto. Si algún funcionario hizo algo que no debía que responda, pero el caso de ANSES es un disparate».

El exmandatario señaló: «Inventan que yo estoy beneficiando a Martínez Sosa. Yo no me quedé una goma de borrar del Estado, les pido a todos que entren y miren mi declaración jurada, si cambió algo y si alguien se benefició. Esto no es un acto de corrupción, es todo falso».

La causa está en manos del juez federal Julián Ercolini y según el dictamen, los imputados son el «ex Presidente de la Nación, Dr. Alberto Fernández, el ex titular de Nación Seguros S.A., Alberto Pagliano, y Héctor Martínez, sin perjuicio que el devenir de la investigación coadyuve a conocer la participación de otras personas en las maniobras denunciadas».

Un dato que surge es que Martínez Sosa es el bróker que está casado con una secretaria de Alberto Fernández, María Cantero, según consta en la denuncia presentada este miércoles por la abogada Silvina Martínez. Allí, tanto el expresidente y Pagliano fueron denunciados por los delitos de violación a los deberes de funcionario público, abuso de autoridad y malversación de caudales públicos.

Leer mas  El Gobierno nacional y el PRO acordaron puntos del proyecto de Ley Ómnibus y el Congreso podría sesionar la semana que viene